martes, 21 de junio de 2016

Noviazgos violentos

Las relaciones se vuelvan violentas cada vez a edades más tempranas.

Desde el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación se  observa con alarma que una de cada diez consultas que reciben por violencia de género se trata de noviazgos violentos
Las víctimas de los noviazgos violentos suelen ser mujeres de entre 14 y 21 años y los rasgos fundamentales de estas relaciones son la asimetría de poder y la dominación que ejerce uno sobre otro, el sometimiento y la posesividad, que llevan a la mujer a un estado de indefensión, caracterizado por el aislamiento, la baja auto estima, la negación de la situación y la dependencia emocional.
En General Roca, la Comisaria de La Familia  trabaja en la prevención de la violencia en el noviazgo
La Comisaría de la Familia dependiente de la Unidad Regional II, comenzó a dictar los talleres denominados “Basta de Cuentos: la Violencia NO es Amor”, con el objetivo de trabajar con adolescentes en la prevención de noviazgos violentos.
Si queres solicitar que vayan a tu escuela a dar la charla o comunicarte con este programa hacelo a traves del face: BASTA De Cuentos la violencia NO es amor
Los talleres están destinados a adolescentes que se encuentren cursando el tercer año en las escuelas Secundarias de la Ciudad, con quienes se pretende generar espacios de reflexión que permitan desnaturalizar conductas que obstaculizan construir relaciones afectivas en un marco de equidad y respeto mutuo entre adolescentes, propiciando la detección precoz de la violencia. Esto, debido a que muchas parejas jóvenes viven situaciones de violencia y no se dan cuenta; el control permanente, las críticas, escenas de celos, humillaciones y gritos son situaciones de maltrato que provocan tristeza, incomodidad, inseguridad y malestar en las personas que las sufren y pueden conducir a situaciones de violencia física, psicológica y/o sexual.
Algunos síntomas a tener en cuenta:
Siempre quiere saber dónde estás
Los hombres controladores no pueden soportar la idea de no saber dónde estás o qué estás haciendo. Este tipo de hombre tiene que conocer exactamente tus movimientos, de no ser así te llama sin parar y no deja de enviarte mensajes. Necesita saber lo que haces.

Te controla el celular
"¿Quién te ha enviado ese mensaje? ¡Déjame ver!", "Ese nombre me suena pero... ¿De qué lo conoces?" Si estas frases son familiares para ti es que estás ante un hombre que no respeta tu intimidad. Él cree que tu celular es una extensión del suyo y que por ello puede ver todo. Existen unos límites entre compartir nuestra vida a hacer que sea una única en la que él vigile todo sin dejarte tu propio espacio.



Todo lo sabe
Hay una gran diferencia entre ser un "sabelotodo" e imponer opiniones. Los hombres así tienen que llevar siempre la razón, conozcan o desconozcan el tema, no aceptan ningún comentario o critica a lo que ellos dicen. Tu libertad de expresión está totalmente limitada.
Controla tus amistades

No soporta que salgas un fin de semana con tus amigas y te presiona para que te quedes con él excusándose con que le dejas solo. No quiere que estés con tus amigas, tan solo tú y él.
Obsesivo
Tratar con un fanático del control puede ser agotador, especialmente cuando tu pareja está siempre a la defensiva por todo lo que haces. Cualquier cosa lo enoja y obsesiona, como por ejemplo que quites la hora de conexión del Whatsapp.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada